Quién es Bio Suisse?

Bio Suisse es la asociación paraguas de las explotaciones suizas Yema y propietaria de la marca registrada Yema.

Fundada en 1981, esta organización representa los intereses de sus aproximadamente 7560 explotaciones agrícolas y hortícolas de yema orgánica.  Todas las explotaciones son inspeccionadas y certificadas periódicamente por organismos independientes para garantizar el cumplimiento de las estrictas normas de Bio Suisse. Más de 1300 empresas de transformación y comercialización tienen un contrato de licencia (de uso de marca) con Bio Suisse.

Los productos Yema (marca de Bio Suisse) garantizan un alto nivel de producción y son sinónimo de sabor y disfrute.

Principales tareas de Bio Suisse

  • Representar los intereses de los agricultores ecológicos suizos
  • Apertura y coordinación del mercado para la agricultura ecológica suiza
  • Marketing y comunicación
  • Información y trabajo publico
  • Normas: Desarrollo continuo y seguridad de la calidad

Política de importación de Bio Suisse

Bio Suisse vincula la concesión de la etiqueta Yema a productos importados con estrictas condiciones técnicas, ecológicas y de política de mercado.

Principios básicos:

  • Solo importamos lo que los productores/productoras suizos de yema orgánica no pueden producir o no pueden producir en calidad suficiente.
     
  • Se da prioridad a las importaciones procedentes de países extranjeros vecinos.
     
  • Cumplimiento de las normas de Bio Suisse.
     
  • No a la importación de productos frescos del extranjero (a excepción de los productos que no pueden cultivarse en Europa por razones climáticas).
     
  • La transformación se efectuará en Suiza, en la medida en que sea razonable y posible.
     
  • No al transporte aéreo.
     
  • Control estricto del flujo de mercancías (se comprueba la trazabilidad hasta el agricultor o la explotación del productor de cada producto importado).

Poco después de que el Dr. Rudolf Steiner (1924) creara el cultivo biodinámico, surgieron en Suiza explotaciones que aplicaban sus métodos. En la década de 1940, el Dr. Hans Müller desarrolló el cultivo biológico-orgánico y afianzó la idea de una agricultura sostenible con ciclos cerrados. En 1974 se fundó el Instituto de Investigación de Agricultura Orgánica (FiBL), encargado de corroborar científicamente las observaciones de los pioneros de la agricultura ecológica.

En 1981 se inauguró la era moderna de la agricultura ecológica con la fundación de la Asociación suiza de las organizaciones de agricultura orgánica (Bio Suisse). En 1981 se adoptaron las primeras directrices comunes de cultivo y, al mismo tiempo, se introdujo la marca protegida Yema para el cultivo ecológico controlado.

En los últimos años, tanto el mercado ecológico suizo como la organización Bio Suisse han evolucionado de forma muy positiva. A finales de 2022, alrededor del 17 % de todas las explotaciones agrícolas y más del 90 % de todas las explotaciones ecológicas suizas estaban certificadas según las normas de Bio Suisse.  Yema es una marca codiciada con un alto nivel de credibilidad y un considerable grado de reconocimiento entre los consumidores suizos.

Share